¿A quién escuchas?

Isaías 51.12