La primacía de la resurrección de Cristo

1 Corintios 15.20